BlackList
¡Bienvenido!
Logueate o Conectate en BlackList

Subarashi Naita

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Subarashi Naita

Mensaje por Naita Subarashi el Mar Jun 29, 2010 11:04 pm

Nombre: Subarashi Naita


Edad: 20


Sexo: Femenino


Raza: Ángel


Grupo: Iluminado


Naturaleza: -


Armamento: -


Rasgos: Naita es una chica de estatura media (1,68) y de complexión atetica, al estar acostumbrada a hacer sendos tipos de deporte.
Su pelo es negro como las plumas de un cuervo, liso y largo hasta llegarle a la cintura.

Sus ojos son de un color verde esmeralda muy brillante, y su tez es extremadamente pálida, como la nieve.


De niña:
http://img143.imageshack.us/img143/2992/colegio.jpg

En la actualidad:
http://img704.imageshack.us/img704/4309/animeangel1b.jpg

http://img691.imageshack.us/img691/6246/naitados.jpg
http://img412.imageshack.us/img412/2037/naita.jpg
http://img85.imageshack.us/img85/7727/animegirlojosgrises.jpg




Personalidad: Callada y solitaria, bastante reservada cuando se trata de expresar sus sentimientos.
Normalmente es muy seria, aunque cuando se siente cómoda incluso se puede conseguir arrancarle una sorisa del rostro.

No le gusta acercarse demasiado emocionalmente a la gente, pero aun así no puede evitarlo.
Aparentemente está rodeada por un muro de hielo, pero sabe perfectamente que es muy fácil derribarlo... y por ello se detesta a sí misma, por no ser capaz de no amar a la gente.
Adora la naturaleza, y todo lo relacionado con ella y con la vida.

Le encanta pasear por el bosque cada vez que puede, y plantar diversas flores y arbustos cada vez que se le da la ocasión, y siempre que llueve sube al sitio más alto que encuentra y se tumba bajo la lluvia, cerrando los ojos, para relajarse.
Aunque pretenda ser fría con el mundo, jamás permitiría que una injusticia tuviese lugar si ella era consciente de ésta, y jamás dejaría que los inocentes sufriesen por crímenes que no han cometido.


Historia: Naita, cuyo nombre original entonces era Hikari (significa luz) vivía su día a día de manera honrada y feliz en una ciudad llena de ángeles entre las nubes, apartada del resto de razas existentes.
Nunca llegó a conocer a sus padres, y fue su tía quien la crió desde niña, junto a su primo pequeño, el cual pasó a considerar desde entonces su hermano menor Kaede.
Su tía y amigos siempre le hablaban de Kamio Misame, y acabó adorándole y amándole con devoción, queriendo protegerle de por vida, aunque no le conociese en persona.

Su vida transcurría sin problemas, como una simple rutina en la que día a día sonreía dando las gracias por lo que tenía: amaba a su familia, y a sus amigos. Todo parecía perfecto, y siempre hacía sendos deportes para ejercitarse físicamente y así poder en el futuro proteger a Kamio Misame de todo mal, era su sueño.
Pero su tía enfermó, y sin poder evitarlo acabó falleciendo a los meses, dejándola sola a cargo de su hijo.
Pasaron cuatro años desde entonces, y Hikari prosiguió con su vida, cuidando siempre de Kae (Así le llamaba) y haciendo lo posible porque éste fuese feliz, siendo ayudada siempre por los ángeles que vivían a su lado, que les ofrecían siempre un refugio y comida, como si esa fuese también su casa. Comenzó a practicar con él distintos deportes, y un vecino con el que desarrolló cierto cariño llamado Kibo le enseñó a practicar artes marciales y a controlar mínimamente una espada, cosas que ella enseñaba a Kae siempre que podía.

Tenía ya veinte años, y Kae acababa de cumplir los dieciseis cuando aquel horrible día llegó... Se quedó dormida después de su entrenamiento, y despertó bañada en sudor y escuchando gritos de fondo. Salió a la calle asustada, y pudo ver como los ángeles, sus compañeros, luchaban entre sí.
Sin comprender qué estaba pasando, decidió huir de allí, por lo que entró en la casa en busca de su hermano, pero no le encontró.
Al salir de nuevo a la calle, se encontró con él, con rostro impasible al lado de otros dos ángeles, que delante suyo le clavaron una espada en el estómago a Kibo. Gritando desesperada corrió hacia Kae para llevárselo de allí, pero éste de repente se giró, y le clavó su propia espada en el hombro derecho.

Sumida en el más puro pánico, vio como su hermano desplegaba sus alas y emprendía el vuelo junto a otros ángeles, y se perdía de vista.
Despertó a los días, en una ciudad cercana, y le explicaron lo sucedido. Le hablaron de unas esporas... y algo que no conseguía o no quería comprender.
Le dijeron que Kae, estaba completamente perdido, que ya no sería nunca más un Iluminado, y mucho menos la persona que Hikari había conocido. Su herida estaba curada, pero la cicatriz permanerecía ahí de por vida, y seguramente le dolería con frecuencia.

Se sumió en una profunda desesperación, cambiando por completo toda su personalidad, y comenzó a llamarse a si misma Naita (significa Noche), ya que detestaba su anterior nombre.
Decidió que, pasase lo que pasase, y en contra de las adevertencias de toda la gente, lucharía para conseguir que su hermano Kae volviese a ser como era, y para que estuviese a salvo de nuevo junto a ella.

Fue a la ciudad, para comenzar a aprender a luchar, y se prometió a si misma que salvaría a su hermano... aunque le costase la vida.
avatar
Naita Subarashi

Cantidad de envíos : 3
Edad : 27
Invocación :
0 / 1000 / 100

Barra de Respeto :
Fecha de inscripción : 29/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.